2002

El pasado 5 de junio se cumplieron diez años de la desaparición de Carlos Berlanga, genio y figura del pop en castellano, icono y referente de no pocos nuevos maestros en esto de la música. Eterna mosca cojonera, no quiso irse sin dejar cierta dosis de ironía y humor negro en su lápida: murió el mismo día que Nacho Canut cumplía años y tan solo unos pocos días después de que Fangoria recogiera su disco de oro por Naturaleza Muerta, tras más de una década en las catacumbas del pop. Casualidades de la vida, Carlos se iba cuando sus compañeros de tantos años despegaban por fin . Fin y principio de otro capítulo del pop.

Carlos, la gata flora de la música, nunca tuvo claro dónde quería estar, o a lo mejor, no se atrevía a estar donde realmente quería. Sombra de Alaska por decisión u obligación (eso solo lo saben ellos) pero lo cierto es que el brillo de Olvido le debe más de un baile a Berlanga.

Imagen

Muchos consideran que Deseo Carnal es el cénit creativo del trío Dinarama. Y no voy a discutirlo: el reparto de papeles en el grupo está más equilibrado que nunca y cada miembro cumple su misión con disciplina. No volvió a repetirse, puede que ni siquiera quisieran hacerlo. No puedo dejar de fantasear con la idea de que “Vía Satélite alrededor de Carlos Berlanga” (a mi juicio la obra cumbre de su etapa en solitario) se hubiera realizado con medios y una multi detrás. Fantasear con el Deseo Carnal de los 90, una ristra de singles imposibles coreados en fiestas de pueblo de todo el país. No quisieron. Una constante en sus vidas, decir no sin despeinarse. Quizás por saber decir no, aún hoy (y a pesar de algún traspiés) siguen siendo estrellas únicas en nuestro universo pop.

Repetidamente dice no
hace años lo decía yo
la tortilla dio la vuelta
revisaron el guión
el reloj no se detuvo ni ayer ni hoy
¿Quién me querrá con mis defectos?
¿Quién me querrá en el 2002?
aunque no soy nada perfecto
soy lo que soy.
Era joven cuando quiso dios
enviarme al mundo del dolor
esa historia es cierta
mi leyenda me precede
si me ven de cerca
adiós adiós
y descendí a los infiernos
y lo que ví no me gustó
y no es por nada pero el demonio
me dio la razón

(2002, Carlos Berlanga / Nacho Canut)

Por Fran Martiáñez

Anuncios