CRISTINA LLISO: SI ALGUNA VEZ

por deberes y privilegios

Dice Cristina Lliso que dejó la música porque no tenía nada más que contar. Un ejemplo de honestidad en tiempos donde refritos y proyectos vagos salen cada día al amparo de un público, por qué no decirlo, falto de interés en pensar más de la cuenta. Si alguna vez no está pensado para ese público, es más, parece creado para hacerse justicia a sí mismo, como un libro que quedó por terminar.

Catorce años separan su último proyecto (Lliso y antes Esclarecidos) de éste, donde se deja a un lado la experimentación musical y se recurre a una simplicidad de formas que engrandece aún más el conjunto. Se abre el disco con No viajas sola, en lo que podría ser una alusión a este proyecto que ella encabeza pero solo en el nombre: viejos amigos como Suso Saiz, Alfonso Perez y su hermano Nacho respaldan la propuesta.

Canciones rasgadas por su especial voz pero con la vitalidad de quien ha superado fantasmas como el paso del tiempo o el desamor. Canciones desde la paz que da estar bien con uno mismo. Hola amor o Para qué prometes son dos caras de una misma moneda, unidas por la ausencia de rencor en esto del amor. Otro día comienza con el pesar por el paso del tiempo pero con la esperanza de convertirlo en aliado, y Entre copas apuesta por la ventaja de vivir sin llenar la mochila más de la cuenta.

Cristina Lliso nos regala once temas que tienen mucho recorrido y que alcanzarán su plenitud en esa gira que promete ser el acontecimiento más cálido del año.

 

Por Fran Martiáñez

Anuncios