LORENA ÁLVAREZ: EL FOLKLORE DE CADA UNO

por deberes y privilegios

Cada cierto tiempo aparece en la escena independiente alguna banda que acapara unánimemente los elogios de medios y público. Este es el año de Lorena Álvarez (y su banda municipal), que habiendo publicado un único disco (La Cinta, Sones) en edición limitada de 150 copias en cassette (walkman incluído) con 7 temas y una duración media que no llega a los dos minutos por canción, ha demostrado que en el folklore y la música tradicional no está todo dicho.

Asturiana y rural, Lorena basa sus composiciones en la música popular, abarcando del romance a la jota con la ayuda de su guitarra (además de panderetas y otros instrumentos tradicionales) y unas letras con un punto ácido e irónico que la emparentan con Espanto o las siempre modernas Vainica Doble.

 

Los primeros amores y los posteriores desencuentros y decepciones son temas recurrentes en sus canciones, que dibuja en contextos cotidianos con picaresca y mucho sentido del humor.

Mientras esperamos su próximo lanzamiento (previsto para septiembre) podemos escuchar el single La Boda / Adiós y a la Virgen en Spotify, o seguir deleitándonos con La Cinta, ese disco que pinta de verde el cemento que a menudo nos rodea.

 

Me da igual que tengas mil novias
Porque sé que solo piensas en mi
Me da igual que las beses a todas
Porque tú solo me quieres a mi

Y si no fuera así
Pues también me daría igual
Porque si no me quisieras
Para que me iba yo a enfadar

Me dan igual tus amantes, amiguitas o acompañantes
Si quieres vete con ellas que ya volverás junto a mi

Y si no fuera así
Pues también me daría igual
Porque si no me quisieras
Para que me iba yo a enfadar

Me da igual, me da igual, me da igual, me da igual,
me da igual, me da igual, me da igual

(Novias, Lorena Álvarez)

Por Fran Martiáñez

 

 

Anuncios