LAS CANCIONES DE ALMODÓVAR II (AMORES IMPOSIBLES)

por deberes y privilegios

Continuamos repasando la evolución musical en los films de Pedro Almodóvar en la etapa que supone su ascenso definitivo al estrellato. Seis films irregulares que suponen el asentamiento estético e incluso temático del director.

MUJERES AL BORDE DE UN ATAQUE DE NERVIOS

Poco hay que decir de esta película que situó a Almodóvar en el panorama internacional (nominación al Oscar incluída) y que pocas personas no han visto. Bernardo Bonezzi se hace cargo de la música original del film, en la que supone su última colaboración. Una música a veces oscura y dramática, y a veces divertida como Taxi Mambo para la escena que todos recordamos. En cuanto a la utilización de temas ya existentes hay dos que pesan sobre los demás y que quedaron grabados en el espectador junto a las imágenes del film: Soy infeliz cantada por Lola Beltrán y Puro Teatro de La Lupe. Nos quedamos con la primera, que acompañaba los títuloS de crédito iniciales.

 

ÁTAME

El éxito cosechado con Mujeres… permitió a Almodóvar fichar para la música de su siguiente película a Ennio Morricone. Un fichaje de altura que sin embargo acabó en desencuentro. Para rellenar la película, el director incluyó algunos temazos a los que le dio una nueva vida, como es el caso del Resistiré del Dúo Dinámico, y otras canciones populares como Canción del alma, que acompaña el mítico baile de Loles León con Paco Rabal:

 

TACONES LEJANOS

A pesar de los problemas con la música de Átame, Pedro decide contar de nuevo con un músico extranjero para componer la banda sonora de su siguiente film. Ryuichi Sakamoto es el elegido y, de nuevo, Almodóvar se carga gran parte de la música compuesta y es sustituida por temas populares que el propio director selecciona. Sin duda, hay dos temas que sobresalen sobre el resto en cuanto a popularidad: Un año de amor y Piensa en mi, interpretados por Luz Casal, son dos éxitos absolutos que ayudan a la cantante a ampliar su registro. Pecadora, de los Hermanos Rosario, es la canción perfecta para otra de las escenas míticas del film:

 

KIKA

Tras los problemas con la música en las películas anteriores, en ésta se decide no encargar ninguna partitura original. Como en sus primeros films, Almodóvar selecciona personalmente temas populares que acompañan las escenas y las dotan de mayor dramatismo. Podemos escuchar a lo largo de la película temas de Chavela Vargas como Luz de Luna, Danza Española nº 5 de Enrique Granados, o el popular Mamá yo Quiero, pero nuestra favorita es Se nos rompió el amor cantada por Fernanda y Bernarda de Utrera:

 

LA FLOR DE MI SECRETO

Con La Flor de mi secreto, Almodóvar inicia una colaboración que se mantiene hasta hoy con Alberto Iglesias. El compositor ha conseguido captar y reflejar el universo del director, si bien ha sido con el tiempo como han ido ganando peso sus piezas dentro de las películas. Junto a las composiciones de Iglesias, el director no tiene problema en repetir temas incluídos en películas anteriores, o tirar de artistas que no fallan en su filmografía. Ay amor de Bola de Nieve o En el último trago de Chavela Vargas son las más representativas de la película protagonizada por Marisa Paredes:

 

CARNE TRÉMULA

Una película fallida desde el principio que, sin embargo, cuenta con una de las mejores músicas compuestas por Iglesias para Almodóvar. Una música, oscura como la película, muy presente a lo largo de todo el metraje y que es acompañada por lo que ya son clásicos en esta etapa del director: Chavela, La niña de Antequera, El Rosario de mi madre… Elegimos Sufre como yo de Albert Pla por lo raro, y porque nos encanta:

 

Tras esta película menor, Pedro Almodóvar inicia su etapa más exitosa (Oscar inluído) con Todo sobre mi madre. Una etapa que supone el giro definitivo a su madurez creativa, reflejada nuevamente también en sus canciones.

Por Fran Martiáñez

Anuncios